Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
post
page

Guía de Alternativas Zero Waste (Parte 2)

¿Quieres vivir de forma más Zero Waste? Entonces échale un vistazo a esta guía con alternativas sostenibles y sin plástico a los productos de usar y tirar que más usamos en el día a día.

¡Recuerda que puedes informarte de otras 10 alternativas sin plástico en mi Guía número 1!

alternativas sostenibles
10 Alternativas sostenibles para vivir sin plástico

Cómo vivir de forma más Residuo Cero utilizando alternativas sostenibles

Vivir de forma Residuo Cero no debería suponer demasiado esfuerzo. De hecho, la mayoría de cambios que podemos llevar a cabo son sencillos gestos: sustituir un producto por otro, reutilizar lo que tenemos y buscar alternativas al plástico son los primeros pasos hacia una vida Zero Waste.

Si todos aportamos nuestro granito de arena, vivir en una planeta menos contaminado y saludable es más que posible.

Infórmate sobre estas 10 alternativas sostenibles para vivir una vida Residuo Cero.

10 ideas para vivir sin plástico

1. Tuppers de plástico

Para almacenar y calentar comida, los tuppers de plástico no son la mejor opción. Además de retener olores, sabores y mancharse con facilidad, los tuppers de plástico no son la alternativa más beneficiosa para nuestra salud.

Como tampoco sería sostenible que tiraras todos tus tuppers de plástico que siguen teniendo vida útil y los cambiaras por fiambreras de materiales más sostenibles, te invito a que hagas lo siguiente:

  • Reutiliza tus tuppers de plástico para otros propósitos: puedes usarlos para guardar otro tipo de objetos que no sean comida, como anillos, collares… También puede emplearlos a modo de maceteros o para ordenar cajones y armarios.
  • Busca una opción sin plástico para guardar comida: puedes darles una segunda vida a tus frascos de conservas de vidrio. Aquí te enseño a sacarle las etiquetas y el pegamento y dejar los tarros como nuevos.
  • Si lo prefieres, puedes hacerte con tuppers de vidrio o de acero inoxidable. Estos materiales tienen la ventaja de que no transmiten olores ni sabores a los alimentos, son muy fáciles de limpiar, son duraderos y además son 100 % reciclables en el caso de que tengas que desecharlos.

Si utilizabas tus tuppers de plástico para congelar, pásate a una de mis alternativas Zero Waste para congelar sin plástico.

2. Agua embotellada en plástico

¡No gastes tu dinero en comprar agua embotellada en plástico!

Por suerte disponemos de agua en nuestras cocinas. Solo tienes que hacerte con un buen filtro de agua para filtrarla del grifo y poder disponer de ella siempre que lo necesites. ¡Olvídate de cargar con garrafas de agua desde el súper!

No solo es mucho más práctico, la cantidad de residuos que ahorrarás será brutal. Recuerda tener tu botella de agua reutilizable para rellenar y ¡listo!

3. Esponjas sintéticas

Las esponjas y estropajos actuales están hechos de fibras sintéticas, plástico y derivados del petróleo.

Con el uso, estas esponjas desprenden microfibras y partículas plásticas que, inevitablemente, se van por el desagüe, contaminando los mares y océanos.

La buena noticia es que puedes cambiar estas esponjas sintéticas por opciones vegetales y biodegradables. ¡Alternativas sostenibles perfectas para el hogar!

Las esponjas vegetales de luffa o la de konjac son ideales, aunque también existen esponjas marinas, todas ellas compostables.

esponjas de luffa
Las esponjas de luffa son una opción biodegradable perfecta para sustituir las esponjas sintéticas.

4. Champús y jabones envasados en plástico

Sustituir mis envases de productos de higiene personal, como champús, geles y acondicionadores, por su versión sólida y sin envases, fue uno de los primeros cambios que implementé hacia el Zero Waste.

Es una alternativa sostenible muy fácil de implementar y que tiene un gran impacto, lo que hace que te motives a seguir.

Utilizar jabones y champús sólidos no solo es bueno para el planeta y para atenuar la contaminación por plástico de un solo uso que este sufre. Si buscas opciones ecológicas y naturales, además estarás empleando productos respetuosos con tu piel y tu organismo. ¡Todos ganamos con el cambio.

5. Maquinillas de afeitar desechables

Una persona utiliza al año unas 52 máquinas desechables de afeitar, lo que significa que, en todo el mundo, al cabo de un año, 2.000 millones de unidades son tiradas a la basura, según un estudio elaborado por la marca BIC.

¿La alternativa Zero Waste? Maquinillas reutilizables… ¡Las de toda la vida! Para utilizarlas, solo necesitas la maquinilla en sí y una cuchilla. Estas cuchillas serán lo único que tendrás que reemplazar periódicamente, en función del uso que les des. Las cuchillas deberán llevarse a un punto limpio para su correcto reciclaje.

Existen dos tipos de maquinas de afeitar, según el tipo de apertura que tenga:

  • Maquinillas reutilizables con apertura clásica
  • Maquinillas reutilizables con apertura de mariposa. Esta es la que tengo yo y, además de muy bonita, es muy práctica y fácil de abrir para colocar la cuchilla. Solo tienes que desenroscar el mango e introducir la cuchilla en la parte superior.

Si las cuidas bien te pueden durar, literalmente, toda la vida. ¡Un ahorro enorme de basura para el planeta!

alternativa sin plástico
Las maquinillas reutilizables son la mejor opción para un afeitado o depilación Zero Waste.

6. Discos desmaquillantes desechables

Aunque pueda parecer un residuo inofensivo, los discos desmaquillantes de usar y tirar suelen estar fabricados con mezclas de algodón y fibras sintéticas, lo que los hace imposibles de reciclar. Además de que siempre vienen envasados en plástico.

La alternativa sostenible y Residuo Cero a este producto son los discos desmaquillantes reutilizables de tela. ¡Con un par ya tienes para años!

Puedes adquirir los discos desmaquillantes de tela, pero si lo prefieres, siempre tienes la opción de reutilizar ropa de algodón vieja o toallas que ya no uses. Córtalas en forma de cuadrado o círculo y úsalas para desmaquillarte.

Una vez utilizados, solo tendrás que lavarlos.

7. Tampones y compresas desechables

Los productos menstruales convencionales, de usar y tirar, contaminan y mucho. Cambiar estos productos por una opción reutilizable es lo mejor para nosotras y para el planeta.

La copa menstrual o las braguitas absorbentes son buenas alternativas sostenibles. También puedes optar por compresas y salvaslips de tela, lavables.

Si quieres saber más sobre cómo generar cero residuos durante tu menstruación, puedes echarle un vistazo a mi artículo con ideas para una menstruación sin residuos.

8. Productos de limpieza tóxicos y envasados en plástico

Los productos de limpieza convencionales son tóxicos, inflamables y corrosivos. Todos estos avisos aparecen en cualquier envase de cualquier producto de limpieza que tengas en casa. ¿Por qué seguir empleando estos productos si son peligrosos para el planeta y para nuestra salud?

Estas son algunas de las alternativas sostenibles y naturales a los productos de limpieza convencionales:

  • Hacer tus propios productos de limpieza. No es difícil, yo lo hago desde hace años. Solo necesitas algunos productos básicos y naturales, como el bicarbonato, el vinagre o el ácido cítrico, y ya podrás crear todo tipo de limpiadores.
  • Si aún no te motiva hacer tus propios productos de limpieza caseros, existen tiendas donde venden los productos de limpieza a granel. De esta forma puedes reutilizar los envases de plástico y darles una mayor vida útil.

9. Comida envasada en plástico

Di adiós a la comida envasada en plástico. Para reducir la cantidad de basura que generas puedes optar por comprar tus alimentos sin envases, a granel, o eligiendo envases biodegradables, reutilizables o reciclables, como el papel, el cartón o el vidrio.

Para empezar a comprar a granel solo necesitas reutilizar tus tarros de vidrio de conservas que tengas por casa o llevar bolsas de tela para llenarlas con lo que necesites. ¡Verás que casi todo lo puedes encontrar sin envases! Infórmate sobre cómo hacer una compra Zero Waste aquí.

10. DIY (o Hazlo Tú Mismx)

Finalmente, y a modo de recopilación, antes de comprar algo reflexiona y sopesa primero si lo podrías hacer tú mismo/a.

Esto aplica en alimentos, pero también en productos de belleza, de limpieza y demás.

Por ejemplo, puedes hacerte tus propias leches vegetales en lugar de comprarlas en brick, hacer tu propio hummus o salsas, o tus hamburguesas y croquetas veggies.

En lugar de comprar multitud de cremas o mascarillas (para el pelo, faciales, etc.), puedes tratar de hacerte tus propios productos de belleza, naturales y Zero Waste.

Verás que pasarte a una vida más natural y sencilla, utilizando solo productos naturales, es muy gratificante. ¡Y bueno para la Tierra!

diy
DIY: Hazlo tú mism@ y ahorra basura.

Hasta aquí mi segunda guía con alternativas sostenibles, naturales y Residuo Cero para conseguir una vida sin basura. Si ya las haces todas… ¡Felicidades! Puedes sentirte muy orgulloso/a. Y si todavía te quedan algunas pendientes, recuerda que lo importante es ir poco a poco pero lejos. ¡No desesperes y sigue tu camino hacia la sostenibilidad!

Mis códigos de descuento

Deja un comentario