Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
post
page

Compresas de tela: todo lo que debes saber

¿Conoces las alternativas que existen para una menstruación sostenible y zero waste? Aunque hay más opciones, en el artículo de hoy me quiero centrar en las compresas de tela y contaros todo lo que necesitáis saber sobre ellas. 

Hasta hacía muy poco no había probado esta alternativa zero waste a las compresas convencionales de plástico de usar y tirar. Y es que mi cambio hacia una menstruación sostenible empezó hace unos 6 años, cuando me compré mi copa menstrual. Esto me permitió decir adiós a los tampones, pero durante algunos años seguí utilizando compresas desechables, ya que mi flujo es muy abundante y siempre necesito un extra de protección. En el 2018 descubrí las bragas absorbentes y con ellas ya pude despedirme totalmente de los productos de higiene menstrual de usar y tirar. 

En mi lista de pendientes estaba hacerme con unas compresas de tela ecológicas, y gracias a Aguas de Luna he podido por fin probarlas. ¡Y estoy encantada!

Pero es normal que al principio os surjan muchas dudas y preguntas sobre este producto; por ello hoy comparto con vosotras esta guía con todo lo que necesitáis saber sobre las compresas de tela (¡¡y si leéis hasta el final tendréis una sorpresa!!)

compresas de tela reutilizables
Compresas de tela reutilizables de Aguas de Luna

Las compresas de tela son compresas pensadas para absorber la menstruación, pero también pérdidas de orina o incluso flujo vaginal, así que puedes usarlas a diario si lo necesitas. Hasta aquí nada nuevo, en realidad. La diferencia fundamental con las compresas convencionales (que incluyen en su composición plástico) es que están fabricadas en algodón ecológico certificado, por lo que son reutilizables. Esto permite que después de cada uso se puedan lavar y volver a utilizar durante años, ahorrando miles de residuos no reciclables y muy contaminantes al planeta.

Son mucho más respetuosas y saludables para tu piel, al no incluir químicos ni tóxicos.  En concreto las compresas de tela de Aguas de Luna están hechas a mano en España, por lo que su impacto medioambiental es aún menor. 

Principales dudas sobre las compresas de tela

Para dar respuesta a todas las preguntas que me habéis hecho por Instagram en relación a las compresas voy a intentar recopilar en esta guía vuestras principales cuestiones.

 

1. Composición de las compresas reutilizables

En concreto las compresas de tela de Aguas de Luna están fabricadas con telas que cuentan con certificaciones ecológicas GOTS, OCCGuarantee o certificación Oeko-tex. Estas compresas tienen 3 capas:

  • La tela en contacto con la piel es popelín de algodón estampado o tela de punto de algodón sin tintes
  • La parte interior contiene 1, 2 o hasta 3 capas absorbentes de muletón de algodón, en función del tipo de compresa (noche, normal, salvaslip, etc.)
  • La parte inferior en contacto con la braguita es de poliéster impermeable y transpirable. 

2. Cómo se utilizan las compresas de tela

El uso de las compresas de tela es muy similar al de las compresas convencionales:

  • Antes del primer uso es conveniente lavarlas a mano o a máquina. Estas compresas tienen unas alas con un clip, que es el que te permitirá abrochar la compresa a tu braga. Lo que me gusta de las compresas de Aguas de Luna es que tienen dos botones con dos medidas distintas con lo que puedes ajustarlas más o menos en función de lo que te vaya mejor a ti. Esto permitirá que la compresa no se mueva. 
  • Son mucho más cómodas que las compresas convencionales ya que al ser de tela su tacto es suave y agradable.
  • No huelen mal ni irritan la piel
  • Son finas y cómodas. 
  • Para guardarlas o transportarlas puedes plegarlas de la forma que os muestro en las fotos. Si estás fuera de casa es muy útil la bolsa impermeable de Aguas de Luna en la que puedes guardar tu compresa hasta que puedas enjuagarla y limpiarla bien en casa. 
  • Tienes 3 tipos de absorción: media, súper y ultra. ¡Y no traspasan!
compresa reutilizable
Paso 1
compresas ecologicas
Paso 2
Paso 3

3. ¿Cuántas horas se pueden llevar puestas?

Esta pregunta es muy relativa ya que cada mujer es un mundo. Si tu flujo es muy abundante las tendrás que cambiar más a menudo. Lo ideal es cambiarla cada 5-6 horas, pero los días de más sangrado es posible que la tengas que cambiar antes. 

Yo os puedo contar mi caso concreto: mi flujo es MUY abundante y la menstruación me dura 5/6 días. Así que el primer, segundo y tercer día no me siento cómoda llevando únicamente compresas, porque se me llenan en nada. Por ello combino la copa menstrual con las compresas. A partir del cuarto día, casi no tengo flujo, este es más marrón y puedo llevar solo una compresa normal o una de noche durante todo el día. 

Vosotras más que nadie conoceréis vuestros cuerpos así que es cuestión de probar y decidir lo que os va mejor.

4. Cómo limpiar las compresas de tela

Una de las grandes dudas que generan las compresas de tela es cómo lavarlas. Pero la verdad es que, para sorpresa de muchas, se lavan muy fácilmente. Trucos para limpiar las compresas de tela y que queden perfectas:

  • Evita que la sangre se seque demasiado. Para ello:
    • Si estás en casa, enjuágala hasta que el agua salga transparente y ponla en remojo para que la sangre se diluya.
    • Si no estás en casa y no puedes enjuagarla, dóblala y guárdala en la bolsa impermeable hasta que llegues a casa y puedas ponerla en remojo. 
  • SIEMPRE utiliza agua FRÍA, ya que el agua caliente fija las manchas en la fibra del tejido. 
  • Puedes lavarlas a mano o a máquina. Si las pones en la lavadora, que la temperatura no supere los 35ºC.
  • No utilices lejía ni suavizantes. 
  • Se pueden lavar perfectamente junto con el resto de la ropa. 

Paso a paso para limpiar las compresas de tela:

  1. Después de su uso, enjuágala y/o ponla en remojo unas horas.
  2. Si lavas a mano, utiliza un jabón neutro y frota con la ayuda de un cepillo.
  3. Si lavas a máquina, ten en cuenta lo dicho anteriormente (baja temperatura, sin suavizante ni lejía)
  4. Deja secarla al aire libre (no en la secadora)

Yo lo que hago es enjuagarlas cada día después de su uso y al final de la menstruación las lavo junto con el resto de la ropa en la lavadora. Si no tengo ropa o no están muy manchadas las lavo a mano. 

Para sacar manchas resistentes: aplica un poco de percarbonato de sodio o agua oxigenada en la mancha y luego frota con un cepillo (yo utilizo un viejo cepillo de dientes de bambú). Luego enjuaga con agua y ponla a secar.

Otro truco para blanquear la compresa es lavarla a mano y dejarla al sol unos 30 minutos. 

Enjuaga la compresa después de cada uso con agua fría
Deja la compresa en remojo

5. Ventajas

Las ventajas de utilizar compresas de tela son varias:

  • Si no te animas o no te sientes cómoda utilizando la copa, es una alternativa perfecta para dejar de utilizar productos desechables.

  • Al ser de tela y ecológicas, son mucho más respetuosas con tu piel, especialmente de zonas tan delicadas como la vagina. Y es que la vagina es la parte del cuerpo más porosa y absorbente, y si utilizamos productos desechables con componentes tóxicos en esa zona es normal que nos afecten más (alergias, reacciones, irritaciones, etc.)

  • Evitas residuos al planeta. Según la Agencia de Residuos de Cataluña, a lo largo de tu vida generarás unos 300 kg de residuos no-reciclables solo en productos menstruales de usar y tirar. 
  • ¡Ahorras dinero! Ya que los productos menstruales reutilizables tienen una vida útil mucho mayor con lo que la inversión inicial se ve amortizada en poco tiempo.  

6. Cuándo cambiar tus compresas de tela

Si las cuidas correctamente, las compresas de tela tienen una vida útil de unos 5 años. De nuevo, esto dependerá del uso que les des, si las utilizas solas o con la copa, etc. La capacidad de absorción que pierden con los años es mínima. 

Mi experiencia con las compresas de tela

Este producto me ha sorprendido por su suave textura, su comodidad y por lo fácil que es lavarlas. Solo con un enjuague inicial ya se va la mayoría de sangre y luego puedes acabar de dejarlas perfectas con un poco de jabón.

No obstante, en mi caso al tener mucho flujo necesito sí o sí combinarlas con la copa menstrual, sobre todo los 2/3 primeros días de regla. 

  • Para hacer deporte también recomiendo combinarla con la copa, más que nada para sentirte del todo segura.
  • Personalmente la que más me ha gustado ha sido la compresa de noche porque a pesar de ser la más larga, casi no la notas y no se siente como un ‘pañal’ (algo que sí sentía con las compresas de plástico) y me siento más segura con ella. 
  • A diferencia de las compresas convencionales, estas no huelen. Pero si que al principio te notas un poco más húmeda, lo cual es normal porque son de tela y no de plástico. 
  • La verdad es que las recomiendo a todo el mundo. Si tienes poco flujo, seguramente con las compresas ya tengas suficiente. Si tienes mucho flujo (como yo) te recomiendo combinarla con la copa. Pero es cuestión de probar y ver a cada una lo que le va mejor.

Si queréis vuestras compresas de tela reutilizables y ecológicas os dejo este código de un 10% de descuento en la tienda de Aguas de Luna. 

Mis códigos de descuento

Deja un comentario