Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
post
page

Qué es el Zero Waste o cómo vivir sin generar basura

Cualquier persona que se esté planteando empezar a vivir de forma más sostenible y respetuosa con el planeta, seguro que en alguna ocasión se habrá cruzado con la palabra Zero Waste. Pero, ¿Qué significa Zero Waste, o Residuo Cero, en español? ¿Qué es el Zero Waste y qué pretende conseguir? En este artículo os doy las claves para entender en qué consiste este movimiento.

que es el zero waste
¿Qué es el movimiento Zero Waste?

Empecemos por lo básico: ¿Qué es un residuo?

Para entender qué es el Zero Waste o Residuo Cero, lo primero que tenemos que hacer es entender qué es un residuo. Si bien existen varias definiciones, la que a mi más me gusta es la siguiente: residuo es todo aquello que no recibe un tratamiento adecuado para ser reciclado. En otras palabras, será residuo todo aquello que tiramos que acaba en un vertedero, en una incineradora, en el suelo o en nuestros mares y océanos.

Una vida Residuo Cero trata, pues, de eliminar de nuestras vidas todo aquello que no se acaba reciclando correctamente. Y aquí me gustaría poner énfasis en estas dos cursivas:

1. Eliminar

En mi opinión, y creo que compartimos esta opinión la mayoría de personas que empezamos en este movimiento, eliminar al 100% los residuos que producimos es muy difícil. ¿Por qué? Porque vivimos en una sociedad donde reina la economía lineal. Fabricamos con materia prima nueva, utilizamos el producto una vez y lo tiramos, para volver a repetir el ciclo una y otra vez. Salir de este círculo vicioso es, como he dicho, muy complicado, dado que ya no se trata de una cuestión individual, sino más bien social.

¿Significa eso que el Zero Waste es inútil y ya no vale la pena ni tan siquiera intentar llevar este estilo de vida? ¡Claro que no! Lo que sí que podemos hacer, individualmente, es empezar a reducir los residuos que generamos, con pequeñas acciones, para cada vez ir a más. Si bien alcanzar un Mundo Sin Residuos se presenta como una ardua tarea, vivir en un mundo con muchos menos residuos sí que es factible y posible.

Un Mundo Sin Residuos se presenta como algo sumamente lejano. Lo que sí está a nuestro alcance es realizar pequeños gestos en nuestras acciones diarias que nos permitan reducir los desechos generados.

2. Reciclar

Cierto es que cada vez más personas, empresas y demás entidades se toman en serio eso de reciclar. Si estás en la consulta del médico, probablemente veas tres cubos donde antes había uno, igual que, al salir de la estación de trenes, ya no tienes una única basura, sino que encuentras varias de colores distintos.

Este primer cambio no está mal. Pero tenemos que entender que reciclar todos nuestros residuos no puede ser la solución final y definitiva, por varios motivos.

  • Porque no separamos bien los residuos, bien por desconocimiento, bien por pereza. Informarnos correctamente sobre cómo hay que separar los residuos sería un primerísimo paso, muy necesario, pero insuficiente.
  • Porque, de todo lo que llevas a reciclar, únicamente se recicla un pequeño porcentaje: en concreto, en España solo se recicla el 29% de los residuos.
  • Porque… ¡NO podemos reciclar eternamente! Hay que atacar el problema de raíz, cambiar nuestros hábitos de consumo. Vivimos en una sociedad basada en la rapidez, en el usar y tirar, y en la impaciencia. Queremos las cosas ya, rápido y que no nos supongan gran esfuerzo. Esto está bien, hasta cierto punto. Nos facilita la vida (muchísimo) pero, ¿a qué precio? En este caso, a costa del medioambiente. Pensar que reciclar es suficiente para solventar nuestro problema de producción excesiva y consumo ineficiente de todo (ropa, libros, comida, bebidas) es erróneo. Considerando el crecimiento previsto de la población mundial y la ya existente escasez de recursos, vemos que este modelo no es sostenible a largo plazo.
que es el zero waste
Residuo cero: de la economía lineal a la circular.

Entonces… ¿Qué es el Zero Waste?

Dicho esto, volvamos a la pregunta del millón: ¿qué es el movimiento Zero Waste? Pues no es más que un movimiento cuyo objetivo principal es reducir los residuos que producimos en nuestro día a día. Esto puede conseguirse en el hogar, en el trabajo o en el ámbito que sea. De esta forma evitamos que todos esos desechos (principalmente plásticos) acaben en vertederos o en nuestros mares y océanos.

Con ello, no únicamente reduciremos nuestra huella de carbono, también podremos vivir de forma más minimalista, necesitando menos objetos materiales y consiguiendo vivir una vida más llena de momentos y experiencias.

Podríamos decir que en Estados Unidos y Canadá este movimiento lleva más años en práctica y ya existen verdaderas gurús del Zero Waste: Bea JohnsonKathryn Kellogg o Lauren Singer son algunas de las más famosas representantes de este estilo de vida en la actualidad.

El Residuo Cero aboga por una economía circular, escapando de esa economía lineal en la que estamos sumidos; pasar del ‘‘producir, usar y tirar” a un modelo más sostenible, donde se busca producir de cero lo indispensable y reutilizar lo fabricado al máximo.

¿Cómo conseguimos vivir de forma Zero Waste?

Una manera de tratar de incorporar en nuestro día a día esta filosofía Zero Waste y circular, es siguiendo la regla de las 5 Rs, elaborada por una de las pioneras de este movimiento, Bea Johnson. ¿Qué dice la regla de las 5Rs del Residuo Cero?

1. Refuse (Rechaza)

Lo primero que tenemos que conseguir es rechazar todo lo que en verdad no necesitamos. ¿Cuántas cosas necesitamos en verdad para vivir? Seguro que muchas menos de las que poseemos.

Rechazar es el primer paso hacia el Residuo Cero y es tan sencillo como decir NO a las bolsas de plástico, a los cubiertos de plástico o a cualquier otro productos desechable que te ofrezcan de forma gratuita. Esto también aplica a tickets, propaganda, regalos comerciales, etc. Si no lo consumes, no puede convertirse en un residuo.

2. Reduce

Reduce todo lo innecesario. En otras palabras, ¡compra solo aquello que necesites realmente! Esta es una forma de aprender a consumir de forma más consciente y sostenible.

Cuando tengas que comprar algo, piensa en hacerlo reduciendo al máximo los envases innecesarios. Comprar a granel es una buena manera de eliminar los envases en la comida que compramos. O puedes reducir tu consumo de agua embotellada utilizando un filtro de agua de grifo.

3. Reuse (Reutiliza)

Sustituye los productos desechables por productos reutilizables, por ejemplo, bolsas de tela, botellas de agua o pajitas reutilizables. Esta R también consiste en arreglar, reparar y darle una segunda vida a los objetos que ya tenemos en casa.

También puedes optar por comprar cosas de segunda mano, alquilarlas o pedirlas prestadas. De esta forma fomentaríamos una economía más circular. Por ejemplo, en este artículo os enseñé cómo redecoré mi salón reutilizando y restaurando muebles que ya tenía en casa.

4. Recycle (Recicla)

Aunque como ya he comentado reciclar debería ser uno de nuestros últimos recursos, sigue siendo igualmente importante, y no por ello deberíamos dejar de hacerlo. Solo asegúrate de que lo haces correctamente y de que estás informado de las normas de reciclaje de tu localidad.

5. Rot (Compostar el resto)

Esta R hace referencia a todo lo orgánico que puede descomponerse. Deberíamos asegurarnos de que estos restos no terminan en un vertedero, sino que los reutilizamos para convertirlos en compost o abono de calidad, ya sea en casa, en el jardín o mediante la recogida selectiva de nuestra ciudad, si la hay.

que es el zero waste
Reciclar debería ser uno de nuestros últimos recursos en el Zero Waste

En mi opinión, Zero Waste o Residuo Cero es una forma llamativa de referirse a un movimiento o estilo de vida que trata de buscar la sostenibilidad en nuestro día a día, de ser más conscientes del impacto que tienen nuestras acciones y de darse cuenta de que la sociedad de ‘usar y tirar’ en la que cómodamente vivimos no es sostenible. Porque el Residuo Cero como tal es muy complicado de alcanzar, pero las pequeñas acciones individuales cuentan, y mucho.

Y si solo leer esta entrada ya te hace pensar, entonces ya estás un paso más cerca de querer adoptar prácticas Residuo Cero en tu vida. (Spoiler: una vez empiezas, ¡Siempre quieres ir a más!)

Mis códigos de descuento

Artículos relacionados:

Deja un comentario