Ideas para conseguir un Baño Sin Plástico y Minimalista

Entra en tu baño y analiza los productos que almacenas en él. ¿Todo está envasado en plástico? ¡No es de extrañar! En los baños de hoy en día acumulamos gran cantidad de productos, más de los que necesitamos, y todos ellos vienen en envases de plástico u otros materiales difícilmente reciclables (si es que alguna vez se reciclan). ¿Quieres disfrutar de un baño más minimalista y Zero Waste? Entonces quédate con estas ideas para un baño sin plástico. ¡El resultado te encantará!

baño sin plástico
Cómo conseguir un baño sin plástico y más minimalista.

No es ningún secreto: en el baño acumulamos infinidad de envases. Ya sea en la ducha, con uno (o varios) champús, acondicionadores, varios geles de ducha de distintos olores y un recipiente de plástico con mascarilla para el cabello. Como mínimo. Esto sin ponernos a contar las esponjas sintéticas y demás utensilios que utilizamos en el baño que siempre suelen ser de algún material derivado del petróleo.

Si quieres gozar de un baño sin plástico y más minimalista, sigue mis consejos para disfrutar de una estancia más agradable, más natural y con mucho menos ruido visual. ¡Entrar en el baño será un gustazo!

1. Antes de comprar productos nuevos, analiza qué necesitas

Antes de ponernos manos a la obra y empezar a sustituir todo lo que tenemos en el baño por una alternativa sin plástico o más sostenible, párate, y piensa.

Y es que el primer paso hacía una vida Zero Waste es consumir menos: Rechazar y Reducir. Repite conmigo: ¡Rechazar y Reducir!

Parecerá una tontería, pero no lo es. En mi caso, me di cuenta que NO necesitaba realmente mil productos para el cabello. ¿Puedo prescindir de la mascarilla y el acondicionador? Posiblemente sí, si encuentro un buen champú. ¿Necesito tantas cremas cosméticas para la cara, el cuerpo y para cada milímetro de mi piel? Muy probablemente no.

Entonces, para conseguir un baño sin plástico y minimalista sigue, primero de todo, estos pasos:

  • Analiza los productos que ya tienes o que sueles utilizar a menudo. ¿Puedes prescindir de alguno?
  • De todo lo que tengas: ¡No tires nada! Aunque esté en plástico. Termina todos los envases y, si ya no quieres usarlos más, regálalos a alguien.
  • Cuando ya sepas qué es lo que necesitas, busca una alternativa sin plástico o con envases más sostenibles, compostables o reciclables.

2. Pásate a los productos sólidos para conseguir un baño sin plástico

Este fue mi primer cambio para un baño más Residuo Cero. Cambié los productos envasados en plástico por su versión sólida. ¡Y me sorprendió la cantidad de opciones que existen!

Hoy en día tengo champús sólidos, jabones sólidos faciales o corporales y hasta un desmaquillante sólido. Estos productos presentan muchas ventajas frente a su versión líquida:

  • No necesitan envase, porque son sólidos. Y es que el principal ingrediente de todos los champús y geles líquidos es el agua, recurso del que ya disponemos en nuestro propio baño. Comprando el producto sólido te quedas con la esencia del mismo.
  • Son muy prácticos y geniales para viajar, especialmente si no quieres facturar maletas y tienes que llevarlo en tu equipaje de mano.
  • Duran más las pastillas de jabón o champú que su versión líquida, con lo que ahorras dinero.
  • Pesan menos y ocupan menos volumen, con lo que su huella de carbono es menor.
  • Si eliges jabones o champús ecológicos y biodegradables, estos tendrán un menor impacto en la calidad del agua y en tu salud.

Cuando ya te hayas decidido a probar un champú o acondicionado sólido, recuerda que te tocará pasar un proceso de adaptación. Es normal que al principio no te acabe de convencer el resultado o incluso notes tu cabello más áspero de lo normal. ¡A mi también me pasó! Esta fase de desintoxiación del cabello es necesaria y temporal. Después notarás tu pelo mejor que nunca. Solo se trata de habituar tu cabello a un producto 100 % natural después de años de productos sintéticos.

Antes de comprar cualquier cosa, infórmate bien sobre qué productos son más compatibles con tus necesidades capilares. Que algo sea natural y/o ecológico no significa que le vaya a ir bien a todo el mundo sin excepción.

baño zero waste con sólidos
Pásate a los sólidos para disfrutar de un baño sin plástico.

3. Compra tus productos para el baño a granel

Si todavía no te convencen los sólidos o no estás preparado o preparada para hacer un cambio tan drástico y quieres ir poco a poco, otra opción Zero Waste para un baño sin plástico es comprar a granel los productos de higiene personal.

Cada vez hay más tiendas donde ofrecen mucha variedad de productos a granel, ya sean de alimentación o de higiene personal.

Lo bueno de estos productos es que te permiten rellenar un mismo envase muchísimas veces, evitando muchos residuos. Además, estas tiendas suelen ofrecer productos ecológicos y bastante naturales.

Para comprar a granel los productos de higiene personal puedes seguir las siguientes indicaciones:

  • Prepara un envase vacío. Puede ser de un producto que hayas terminado, aunque sea de plástico, así evitarás tener que desecharlo. Si lo prefieres también puedes utilizar un dispensador y rellenarlo.
  • Infórmate sobre los ingredientes que componen el producto. Lo mejor es que no tengan componentes sintéticos o derivados del petróleo.

Si te gustaría conocer otros remedios para suavizar el cabello de forma natural, échale un vistazo a este artículo con mis 5 remedios Zero Waste favoritos para suavizar el cabello, entre los que están el aceite de Ricino o el agua de arroz.

4. Compra el producto en grandes formatos o formatos familiares

Si no cuentas con ninguna tienda a granel cerca que ofrezca este tipo de productos, entonces busca formatos grandes.

Esto es lo que hace mi madre con el champú. Compra un formato de 5 L de champú líquido, con el que rellena un dispensador metálico que tiene en la ducha. Con ese mismo envase ahorra muchos envases pequeños de champú.

Se trata, pues, de buscar la opción que más te convenga y que te permita reducir al máximo los residuos que generas.

jabones a granel
Comprar jabones a granel o en grandes cantidades es otra forma de reducir residuos.

5. Elige envases más sostenibles para un baño sin plástico

Además de los productos que encontramos en la ducha, en el baño acumulamos más envases, como cremas, desodorantes, cremas de afeitar y otros, que suponen más residuos plásticos.

Como ya he comentado, lo mejor sería buscar, si la hay, su opción sólida. Y si no la hay, o no la encontramos, entonces deberíamos optar por envases más sostenibles. Por ejemplo:

Échale un vistazo a este artículo en el que os hablé de varias alternativas para hidratarnos sin utilizar plástico.

6. Otros utensilios para la ducha sin plástico

Finalmente, tocaría revisar los utensilios que utilizamos en el baño que también son de plástico o de materiales sintéticos. Pero, recuerda: para empezar, sería mucho más relevante reducir y eliminar los envases provenientes de productos de un solo uso.

Por ejemplo, yo misma tengo un cepillo de pelo hecho con plástico desde hace años y años. Mientras funcione bien, no lo voy a cambiar. El enemigo no es el plástico en sí mismo como material, sino el plástico de un solo uso.

Si ya tienes algo, aunque sea de plástico, antes de deshacerte de él y comprarte otra opción más sostenible, utilízalo hasta que realmente ya no tenga vida útil.

Entonces sí, busca su opción Zero Waste y… ¡Asegúrate de reciclarlo bien!

  • Utiliza esponjas de luffa o vegetales como alternativa a las esponjas sintéticas. Son biodegradables, pero después de cada uso deberás asegurarte de que se sequen bien para que te duren más tiempo.
  • Busca cepillos de madera o de bambú. Para el cabello, para los dientes…
  • Maquinilla de afeitar reutilizable. Estas maquinillas son de tan buena calidad que te durarán toda la vida.
  • Opta por productos de tela reutilizables. Esto aplica a compresas, discos desmaquillantes, toallitas…

7. ¡Ahorra agua!

Por último, pero no menos importante… ¡Trata siempre de gastar la menor cantidad de agua posible mientras te duchas! 

Para ello, para el grifo cuando te enjabones o te coloques el champú.

Otra opción es colocar un cubo para capturar el agua que sobra mientras te duchas. Luego podrás usar esa agua para el inodoro o para regar las plantas.

¿Qué os han parecido estas ideas para conseguir un baño sin plástico y mucho más minimalista?

Mis códigos de descuento

Artículos relacionados:

Deja un comentario