Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido
post
page

4 cambios Residuo Cero que puedes empezar a hacer hoy

Si quieres empezar a vivir de forma más sostenible pero no sabes cómo hacerlo, puedes empezar hoy mismo con estos 4 sencillos cambios Residuo Cero. ¡Solo con ellos ya empezarás a reducir residuos en casa! 

4 cambios Residuo Cero
4 sencillos cambios Zero Waste que puedes empezar a realizar hoy mismo.

Cambio Residuo Cero nº1 – Sustituye las bolsas de plástico desechables por una bolsa de tela reutilizable

¿Sabías que, según National Geographic, la media de ‘vida útil’ de una bolsa de plástico es de 15 minutos? Es decir, utilizamos durante tan solo 15 min algo que tardará en degradarse entre 450 años y nunca. Y, al degradarse, no desaparecerá, sino que se convertirá en microplásticos que contaminarán por siempre el medioambiente.

Afortunadamente, llevar una bolsa reutilizable cuando realizamos la compra semanal es un cambio Residuo Cero que cada vez más personas realizan y, de hecho, a nivel gubernamental ya se han tomado algunas medidas al respecto (básicamente, cobrar las bolsas de plástico en comercios).

Este sería uno de los primeros cambios Residuo Cero, súper fácil y sencillo, que podrías empezar a implementar ya mismo.

Y, aunque parezca una tontería, aprender a decir ‘no’ al cajero o cajera del supermercado cuando te ofrece una bolsa de plástico es muy importante. Muchas veces lo que compramos lo podemos llevar en la mano o lo podemos guardar en la mochila o bolso, ahorrando una bolsa de plástico desechable innecesaria al planeta. 

¿Mi recomendación? Si, por lo que sea, te dejas tu bolsa de tela en casa, cada vez que te pregunten si quieres una bolsa de plástico, ¡piensa si realmente la necesitas!

Un paso más allá…

Si ya acostumbras a llevar una bolsa reutilizable…¡Genial! El siguiente paso es llevar una siempre encima (yo llevo una bolsa de tela tipo tote bag más pequeña en la mochila, por si tengo que hacer alguna compra improvisada).

Además, te recomiento encarecidamente que tengas siempre bolsas de tela de algodón orgánico, porque son más resistentes, más ecológicas y además son biodegradables. Así, en el caso de que se rompieran o de que su vida útil terminara, podrías hacer compost o desecharlas en el orgánico.  Evidentemente, cualquier alternativa (cestos, capazos y otras bolsas y bolsones reutilizables) es buena.

En Cero Residuo tenéis bolsas de tela de muchos tipos y con mi código MUNDOSINRESIDUOS tendréis un 5% de descuento en toda la tienda.

Bolsa tela reutilizable
Bolsa de tela de Cero Residuo

Cambio Residuo Cero nº2 – Cambia tus botellas de plástico por una botella de agua reutilizable

Se estima que, cada año, más de 8 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos, lo que sería lo mismo a vaciar un camión de basura lleno de plástico cada minuto.

Esta realidad no puede seguir así, a no ser que queramos sepultarnos en plástico. Después de las bolsas, las botellas de plástico son otro de los productos plásticos que más consumimos y son también muy sencillas de eliminar de nuestras vidas. Por ello, este tendría que ser el segundo cambio Residuo Cero que deberías llevar a cabo. 

Si, como yo, eres de beber mucha agua, lleva siempre contigo una botella reutilizable. Así evitarás comprar más botellas innecesarias.

¿Mi recomendación? NO rellenes una y otra vez la misma botella de plástico ya usada. ¿La razón? Además de por motivos higiénicos, algunos plásticos contienen, entre otros, BPA, una sustancia química que afecta nuestra salud y a diferentes procesos hormonales. Esta sustancia pasa al agua que bebes, por lo que acabas ingiriéndola si siempre estás utilizando la misma botella de plástico. 

Un paso más allá…

Si ya acostumbras a llevar tu agua en un recipiente reutilizable, entonces puedes pasar al siguiente nivel. Si quieres una nueva cantimplora, asegúrate de que sea BPA free. Pero mi recomendación es que, si vas a invertir en una nueva botella, adquieras una de acero inoxidable y que no contenga nada de plástico

Botella de Acero Inoxidable de Cero Residuo

Cambio Zero Waste nº3 – Pásate a garrafas de agua de gran capacidad

Si todavía bebes agua embotellada, compra garrafas de 5 u 8L, de gran capacidad. Si bien este no sería el escenario ideal (pues aún estás consumiendo plástico), sí que es un buen primer paso que te permite reducir envases muy sencillamente.

De hecho yo misma empecé así, dejando de comprar los packs de agua de 1L y comprando en su lugar garrafas de más capacidad. ¡Combina esta iniciativa con el punto 2 y rellena tu botella de agua reutilizable para mantenerte hidratado/a en cualquier lado!

Un paso más allá…

Si ya solías comprar agua en garrafas grandes, es buen momento para que reflexiones sobre pasarte al agua filtrada.

Beber agua del grifo, dependiendo de la localidad en la que vivas, puede resultar desagradable. Por lo menos, en Barcelona lo es. Por eso yo decidí empezar con una Brita, para filtrar el agua del grifo y así no tener que comprar más agua embotellada.

Con el tiempo he ido probando otros métodos para filtrar el agua del grifo: el filtro de carbón Binchotán, filtros de grifo, etc. En este artículo os conté 5 formas de filtrar el agua del grifo para conseguir lograr este cambio Residuo Cero. 

filtro de agua grifo cambio residuo cero
Filtro para el grifo TAPP Water

Cambio Zero Waste nº4 – Lleva tu comida al trabajo o al colegio en un tupper

Si no tienes más opción que comer fuera de casa por el trabajo o por los estudios, entonces llévate la comida preparada en un tupper. No únicamente ahorrarás dinero, sino que también ahorrarás al medioambiente gran cantidad de envases y residuos prescindibles.

Este pequeño gesto tiene un grandísimo impacto a nivel individual y es muy gratificante. Yo me di cuenta de ello en la oficina al ver la cantidad de residuos que generaban mis compañeros que no traían la comida de casa y que, en su lugar, la adquirían en tiendas de comida preparada. Piénsalo: no solo es el envase que contiene la comida, sino también los cubiertos de plástico que muchas veces te dan con el menú y luego la bolsa (¡más plástico!) donde metemos todo. ¿Vida útil? 30-40 minutos, lo que tardes en comer y tirarlo todo a la basura.

Un paso más allá…

El típico tupper (de plástico) está bien como primer paso. Si consigues cambiar tus hábitos de consumo y prepararte la comida en casa, abandonando esa pereza que caracteriza al ser humano, ya es mucho y ¡puedes estar muy orgulloso/a!

Pero para ir más lejos, hazte con unos tuppers de vidrio o de acero inoxidable. Tanto tu salud como el medio ambiente te lo agradecerán. En primer lugar, el plástico de los recipientes donde guardas la comida pasan sustancias nocivas a tu comida (lo mismo que con las botellas), y especialmente si calientas el tupper en el microondas.

Además, los tuppers de plástico no siempre son reciclables y no son biodegradables, y sin duda su vida útil es menor.

Por otro lado, los tuppers de vidrio son mucho más seguros para nuestra salud, puedes calentarlos y además son 100% reciclables. Otra opción, si te preocupa la resistencia del vidrio, es optar por unas fiambreras de acero inoxidable, pues se fabrican sin sustancias nocivas (BPA, PVC, plomo, ftalatos, etc) y son muy resistentes.

Tupper de vidrio de Cero Residuo

¡Y hasta aquí mi guía de iniciación al Zero Waste! Como veis, estos 4 cambios Residuo Cero no son nada difíciles para empezar. Marcaos como objetivo alguno (o varios) de los 4 puntos y empezad por ahí, para poco a poco ir a más. Si queréis más cambios Residuo Cero, echadle un vistazo a mi artículo mis 10 cambios Zero Waste favoritos.

Mis códigos de descuento

Artículos relacionados:

Deja un comentario