Acné Hormonal: Cuáles son sus Causas y Cómo Tratarlo de Forma Natural

Seguro que el acné hormonal afecta o ha afectado a la mayoría de nosotras en algún momento de nuestras vidas. Ya sea por mayor o menor tiempo e intensidad, todas hemos tenido que lidiar con los dichosos granitos hormonales. Pero, ¿cómo conseguir decir adiós al acné hormonal de forma natural? En este artículo os comparto todo lo que he aprendido en mis años de lidiar con acné hormonal y qué cosas me han funcionado a mí personalmente.

acné hormonal

Y antes de nada quiero dejar claro que este no es un post médico ni nada por el estilo. Simplemente comparto mi caso concreto, ya que he sufrido acné hormonal durante años, y si bien no era muy severo, sí era muy molesto. Y como la solución por parte de mis dermatólogos pasaba por tomar la pastilla anticonceptiva o tomar Raocután, dos cosas que no quiero hacer, he ido buscando por mi cuenta tratamientos naturales que me funcionaran. Y ya os adelanto que ese no ha sido el camino más sencillo, pero sí el más efectivo a largo plazo y sin efectos secundarios. ¡Así que empecemos!

¿Qué es el acné hormonal y cómo identificarlo?

Lo primero, debes saber diferenciar un grano hormonal de otros tipos de granos.

El acné hormonal aparece sobre todo en las mejillas, la barbilla, la mandíbula y el cuello. A diferencia del acné de la pubertad o por una mala higiene, que aparece en la zona T (frente y nariz).

Lo granos hormonales son grandes, inflamados, rojos y dolorosos al tacto, algo que no ocurre con otros granitos, más superficiales e indoloros.

¿Cuáles son las causas del acné hormonal?

Lo cierto es que no hay una sola causa que provoque el acné hormonal, ya que son muchos los factores que pueden afectar a nuestras hormonas: estrés, menstruación, menopausia, alimentación… Pero en la mayoría de los casos se debe a un exceso de testosterona, algo muy común en mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos. Reducir o equilibrar esos niveles de testosterona es fundamental para mejorar el acné hormonal.

Como vemos, prevenir o mejorar el acné de este tipo es una labor más complicada de lo que puede parecer a simple vista. No se trata únicamente de tener una higiene facial concreta (que también) sino que la causa es mucho más profunda y debemos tratarla desde el interior.

En mi caso, lo cierto es que durante mi adolescencia y pubertad nunca tuve problemas con los granos. Fue ya en la Universidad, con 20 años, que tuve mi primer brote de acné. En ese entonces lo primero que hice fue ir al dermatólogo y me recetó Raocután, y como era más joven y no me cuestionaba tanto las cosas, lo empecé a tomar, con todos lo efectos secundarios que ello me conllevó (sequedad en la piel, labios, ojos…).

Al cabo de un año de dejar la medicación me aparecieron de nuevo los granos (normal, porque el problema de raíz seguía ahí) y como en este punto ya me recomendaron la píldora anticonceptiva, decidí buscar una solución natural por mi cuenta.

¿Cómo mejorar el acné hormonal de forma natural?

Como hemos visto que el acné hormonal no aparece por una única causa, lo primero que debemos hacer es revisar nuestros hábitos para tomar acciones concretas en cada uno de ellos. Analicemos punto por punto.

Alimentación

¿Cómo es tu dieta? ¿Consumes muchos alimentos procesados? ¿Lácteos y dulces?

Como los granos suelen deberse a un estado de inflamación, es importante llevar una dieta antiinflamatoria. Consume más alimentos frescos, no procesados, grasas saludables (aguacate, aceite de oliva, frutos secos…), verduras de hoja verde y color oscuro (espinacas, acelgas, kale, brócoli…) y alimentos ricos en omega 3, potente antiinflamatorio. Elimina o reduce los lácteos y alimentos altos en azúcar y harinas refinadas.

Algo que a mí me ha funcionado muy bien es tomar más probióticos en mi dieta, ya sea con suplementos o mediante alimentos ricos en probióticos, como la kombucha, el kéfir, el vinagre de manzana…

Estrés

Sí, stress acné happens. Seguro que lo has experimentado: época de exámenes, o de mucho estrés en el trabajo, un email de tu jef@ que no te ha gustado nada… Y de repente empiezan a aparecer los granos. ¡No es casualidad!

Estudios demuestran que cuando estamos estresados, aumentan nuestros niveles de cortisol, que desencadena o empeora la inflamación de nuestro cuerpo. Más estrés, más cortisol, más inflamación; y esto afecta negativamente a nuestra piel.

El ejercicio diario (mejor por la mañana cuando nuestros niveles de cortisol son naturalmente altos), practicar yoga, meditación, respirar para calmar nuestro estado de ánimo, salir a pasear, pasar tiempo en la naturaleza… Son algunas de las formas en las que puedes mejorar tus niveles de estrés.

documentales sobre cambio climático y naturaleza
Pasar tiempo en la naturaleza y haciendo cosas que te gusten puede ayudar a reducir tus niveles de estrés.

No olvides tu higiene facial

Sí, mantener una buena higiene facial es fundamental para lucir un mejor aspecto en la piel. Pero, ¡ojo! Porque la mayoría de productos convencionales están llenos de químicos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, como los disruptores endocrinos. ¡Y precisamente lo que queremos es equilibrar nuestras hormonas, no alterarlas más!

Pasarte a una cosmética natural, ecológica y sin tóxicos es importante. Puedes usar también productos específicos para los granitos, como el aceite esencial de árbol de té, o el aceite de CBD, antinflamatorio.

Tratamiento natural contra el acné

Pero si algo me ha funcionado mejor que nada para mi acné hormonal, eso ha sido sin duda tomar Ginevítex.

Ginevítex en un regulador hormonal natural, hecho a base de la planta Vítex, que ya se usaba en la época del imperio romano. Este producto ha sido elaborado en España (Alicante) por Ana y se trata de un tratamiento 100% natural y sin efecto secundarios.

Y es que el Vítex es una planta maravillosa que puede ayudar a cualquier mujer ya que regula nuestros ciclos y nuestras hormonas, así como los síntomas propios de la menstruación: granitos, dolor de pecho, irritabilidad, cólicos, náuseas… En este artículo os conté más sobre esta maravilla de producto.

Como ya te habrás dado cuenta, tener una piel sin imperfecciones (o con muchas menos) es un trabajo diario, y requiere esfuerzo y constancia. A día de hoy y después de años de intentarlo, estoy muy contenta con el estado de mi piel. Si bien el Ginevítex me ha ayudado mucho y ha marcado la diferencia, es una combinación de todos los factores lo que me ha permitido lucir una piel sin granos.

Mis códigos de descuento

Artículos relacionados:

Deja un comentario