¡Por un mundo más sostenible! 

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram

© 2019 Mundo Sin Residuos

LOGO VERSIO 2-01.png

Las maravillosas ilustraciones que encontrarás en este blog son obra de Milena Villar (una artista). Si te gustan, puedes compartirlas, siempre que cites su origen. ¡Gracias! 

Información Copyright 

Para que me conozcáis un poco más...

Me propuse iniciar este blog con un objetivo en mente: relatar y compartir mi viaje hacia una vida con menos (y ojalá, algún día ‘’sin’’) residuos. Y tal vez, compartiendo mis vivencias y consejos, ¡llegue a inspirar a alguien a unirse a este movimiento!

 

Y, ¿qué hay sobre mi? Soy Cintia, actualmente vivo en Barcelona y tengo 25 años. Soy una apasionada de los gatos (por si no os habíais dado cuenta), de la naturaleza y de llevar un estilo de vida saludable, en todos los sentidos. Llevo un año practicando activamente esto de llevar una vida residuo cero e intentando, progresivamente, aplicar en mi rutina prácticas que reduzcan mi contribución de residuos al medio ambiente. 

Descubrí este ''estilo de vida'' en el 2016, cuando estuve en Vancouver viviendo. Podríamos decir que Vancouver es la ciudad perfecta en este sentido porque están súper metidos en el tema de cuidar el medio ambiente; de hecho, si no reciclas, o reciclas mal (y te pillan), ¡te pueden multar! Vamos, que nos llevan años de ventaja en ese aspecto. Pues fue en esta maravillosa ciudad donde conocí a una chica que me explicó que, todos los residuos que había generado en 5 meses, cabían en un tarro de cristal. Claro, de entrada, lo primero que piensas es que eso es imposible (fue precisamente lo que yo pensé). Y, de hecho, lo es, si te lo marcas como objetivo a corto plazo. ¿Mi recomendación? Como en todo, NO EMPEZAR LA CASA POR EL TEJADO. Si pretendes ser como aquella chica de Vancouver y de un día para otro generar 0 residuos, lo más probable es que abandones en un par de días. Pero si, como yo, te lo tomas con calma y progresivamente vas quitando de tu vida los residuos innecesarios, seguramente llegues más lejos.  

 

En mi opinión, no se trata de ver quién es ‘’mejor’’ o más ‘’eco-friendly’’ por generar menos residuos. Se trata de que todos nos concienciemos sobre el impacto que tienen nuestras acciones diarias en el mundo (¡tan maravilloso!) en el que vivimos, y que nos estamos cargando. Un pequeño gesto de cada uno de nosotros puede suponer un gran impacto, así que, todo lo que puedas aplicar, por poco que te parezca, ¡aplícalo! Seguro que ya será mejor que no hacer nada.

PD: Los gatitos eco-friendly que encontráis por el blog son la maravillosa creación de Milena Villar, artista y mi mejor amiga desde que tenemos 5 años. Si queréis contactar con ella para que os haga alguna creatividad, ¡podéis rellenar el formulario de contacto de abajo!