Detergente Casero Ecológico con Cáscaras de Naranja

Hace tiempo que veía por Pinterest muchos detergentes caseros hechos con cáscaras de naranja o cítricos, como limones, pomelos, etc. Al tratarse de detergentes 100% ecológicos y hechos con restos de comida, totalmente zero waste, me quise animar a probarlo yo misma. ¡Así que seguid leyendo si queréis aprender a hacer vuestro propio detergente casero ecológico con cáscaras de naranja!

Detergente con cáscaras de naranjas
Photo by Erol Ahmed on Unsplash

Me encanta probar cosas nuevas y si son DIY y zero waste, ¡mejor que mejor! Por eso hacía bastante tiempo que tenía en mi lista de pendientes hacer este detergente casero ecológico con cáscaras de naranja o de cítricos en general. 

Esta es una buena opción si consumes muchas naranjas o cítricos y quieres sacarles un último uso antes de compostarlas.

¿Qué necesitas?

Para esta receta yo utilicé:

  • Cáscaras de naranjas, limones u otros cítricos.
  • Un tarro de cristal de 1L (si tienes más grandes, perfecto, y también pueden ser de plástico; yo usé este porque era el que tenía)
  • Agua
  • Azúcar (opcional, pero ayuda en la fermentación)
  • Un recipiente tipo spray para verter el detergente final (puede ser de plástico o de cristal, yo reutilicé un envase de plástico de un antiguo limpiador)

Procedimiento

El procedimiento en sí es muy sencillo, solo tendrás que tener paciencia para que la mezcla fermente y obtenga sus propiedades limpiadoras.

  1. Corta las cáscaras de naranja en trocitos más pequeños.
  2. Coloca los trozos de cáscara dentro del tarro.
  3. Añade agua y azúcar, dejando un espacio libre de aire y cierra, pero NO HERMÉTICAMENTE, ya que la fermentación producirá gas y es mejor dejarlo un poco abierto para que este salga.
  4. Deja la mezcla en un lugar alejado de la luz directa y a temperatura ambiente durante 3/4 semanas.
  5. Pasadas las semanas, filtra el líquido con un colador y colócalo en el envase tipo spray que hayas elegido.
  6. ¡Listo para usar!

Usos

Este detergente es multiusos y lo podrás usar para diferentes propósitos:

  • Para limpiar la vajilla: no hace espuma pero limpia bien. Yo lo uso para ollas o sartenes, y si necesitan un extra de limpieza utilizo, además, jabón.
  • Friegasuelos: muy recomendado ya que deja el suelo brillante y con olor a cítricos. Eso sí, siempre diluirlo con agua.
  • Para limpiar superficies: es ideal para esto. Por ejemplo, para limpiar la encimera de la cocina o el baño. También es antical, así que puedes usarlo en la mampara de la ducha. Pero si la cal está muy incrustada, recomiendo preparar mi antical y abrillantador favorito con ácido cítrico; os compartí la receta en Instagram.  
  • Como limpiacristales
  • Como acondicionador para el pelo: no lo utilizo siempre, pero a veces después del champú sólido utilizo un chorro de esto mezclado con un poco de agua y me deja el pelo suave y brillante. 

¡Espero que os haya sido de utilidad esta receta! Recordad que en este post os compartí otra receta para hacer detergente casero con Jabón de Marsella, y si os interesa saber más sobre cómo limpiar vuestro hogar sin tóxicos y de forma ecológica, en este otro post tenéis mucha información. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cintia Guich Nonis.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.