Cómo hacer pasta fresca casera

¿A quién no le gusta un buen plato de pasta? Y si es pasta fresca y casera…¡imposible resistirse! Lo acepto, soy una fanática de la pasta, y en especial la pasta rellena. Por eso, aprovechando la cuarentena, mi madre y yo nos pusimos manos a la obra y preparamos nuestra propia pasta casera y sin generar residuos. ¡Sigue leyendo para conocer el delicioso resultado final!

Masa para pasta casera
Preparando la masa de la pasta casera

¿Cómo preparar pasta casera?

Para preparar la masa de la pasta solo necesitas 2 ingredientes básicos en la siguiente proporción:

1 huevo por cada 100g de harina.

Es decir, si quieres utilizar 400g de harina, necesitarás 4 huevos, y así sucesivamente. 

Nosotras preparamos 400g – 4 huevos y nos salió pasta para 4 personas durante 2 días (y somos de comer mucho). Además preparamos tanto tagliatelle (o tallarines) caseros como raviolis redondos.  

Además de los dos ingredientes básicos puedes echarle un chorrito de aceite y un poco de sal al gusto.

A continuación os dejo una tabla con los ingredientes tanto para la masa como para el relleno:

Ingredientes

  • Harina: la receta típica italiana recomienda usar harina de fuerza 00. Pero puedes utilizar harina de trigo normal. Nosotras utilizamos harina de espelta a granel que era la que teníamos y un poco de harina de trigo normal para enharinar la masa.
  • Huevos grandes: que sean ecológicos y de gallinas criadas en libertad. Si no los encuentras a granel, mejor que vengan en envase de cartón.
  • Aceite de oliva: un chorrito, y para que sea zero waste, que venga en cristal o comprado a granel. 
  • Sal

Nosotras preparamos un sencillo relleno vegetariano que incluía:

  • Espinacas
  • Cebolla
  • Mozarella

Preparación

Nosotras hicimos la masa con la ayuda de nuestra querida Thermomix y luego estiramos la masa con la ayuda de una máquina especial para hacer pasta. Se trata de un rodillo por el que vas pasando la masa para que quede más y más fina y con el que también puedes preparar los tallarines. Os dejo un enlace aquí y aquí por si os apetece haceros con una. No es 100% necesaria para preparar la pasta fresca casera, pero queda mucho mejor y facilita mucho el trabajo. 

A continuación os dejo ambos procedimientos: a mano o con ayuda para que sigáis el que mejor os vaya.

  1. Introduce los ingredientes en la Thermomix y mezcla. Si no tienes Thermomix pero tienes otro robot de cocina o procesador de alimentos, también puedes usarlo.
  2. Con todos los ingredientes mezclados, saca la masa y acaba de amasar con las manos hasta que quede una pasta homogénea y no pegajosa
  3. Haz bolas pequeñas de la masa principal. 
  4. Estira cada bola con la ayuda de un rodillo primero, y de la máquina para hacer pasta después. 
  5. Ves pasando la pasta una y otra vez por los rodillos de la máquina, de forma que vaya quedando más y más fina.
    • Cuando la masa esté bien fina, ya puedes cortarla en forma redonda o cuadrangular para preparar la pasta rellena
    • También puedes cortar la pasta con la misma máquina en forma de tallarines.
  6. Deja secar un poco la pasta (nosotras la dejamos 15-20 min, mientras preparábamos el relleno y la salsa)
  7. Si quieres la pasta rellena, prepara el relleno y colócalo en cada pieza de pasta cortada (mira las fotos de abajo para ver cómo lo hicimos nosotras). 
  8. Luego coloca otra pieza de pasta cortada encima y cierra humedeciendo el borde con un poco de agua para cerrar bien la parte de arriba con la de abajo.
  9. Hierve la pasta y ¡a comer!

 

Recuerda:

a) Solo pon la pasta en la olla cuando el agua esté hirviendo.

b) Puedes congelar la pasta sobrante o guardarla en la nevera.

 

  1. Coloca la harina sobre una superficie, en forma de ‘volcán’ y en el agujero coloca el huevo, el aceite y la sal.
  2. Amasa con las manos hasta obtener una pasta homogénea y que no se pega en los dedos. En el caso de que la pasta estuviera muy pegajosa añadiríamos más harina.
  3. Cuando obtienes la pasta homogénea y elástica, sepárala en bolas más pequeñas. 
  4. Estira cada bola con un rodillo (preferiblemente en una superficie de madera) hasta que quede bastante fina.
  5. Recuerda ir enharinando bien la pasta para que no se pegue.
  6. ¡Y ya está! Ya tienes la pasta con la que podrás jugar para crear distintos tipos de pasta: cortarlos en forma de tallarines, en forma redonda o cuadrada para hacer raviolis rellenos, etc.

El proceso en imágenes

¿Qué os ha parecido?

La verdad que es una actividad muy entretenida y el resultado es buenísimo, ¡así que os animo a que probéis la receta un fin de semana y me digáis cómo os ha salido!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cintia Guich Nonis.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.