Acondicionador para el Cabello con Semillas de Lino

¿Quieres hacer tu propio acondicionador ecológico, vegano y zero waste? En este artículo os cuento una sencilla receta para preparar vuestro acondicionador para el cabello, hecho a base de semillas de lino. ¡100% casero! 

acondicionador con semillas de lino para el cabello

Los productos para el cabello que encontramos habitualmente en los supermercados, droguerías y demás tiendas incluyen en su composición ingredientes dañinos para nuestra salud. Algunos de estos son: las siliconas, los conservantes y parabenos, los sulfatos y los derivados del petroleo, entre otros. Usar habitualmente estos productos puede tener un efecto perjudicial para nuestra salud a largo plazo. Por ello es importante ir eliminando estos componentes de nuestras rutinas, haciéndolas lo más naturales posibles. 

Por ejemplo, puedes cambiar tu champú habitual por uno hecho solo con ingredientes naturales y, además, sin envases, como estos champús sólidos de la tienda Cero Residuo. 

En cuanto a los acondicionadores, también puedes encontrar opciones más naturales aquí o aquí, pero si quieres aprender a hacer tu propio acondicionador para el cabello con tan solo semillas de lino y agua, a continuación os dejo una fácil receta. 

Receta de Acondicionador para el cabello con semillas de lino

Las semillas de lino son semillas mucilaginosas muy ricas en omega 3 y 6. Por ello es muy beneficioso consumirlas para la salud de nuestra piel y nuestro cabello, además de que nos ayudan a controlar los niveles de colesterol.

Utilizado las semillas de lino a modo de acondicionador, conseguiremos un gel muy hidratante y beneficioso para nuestro cabello, ya que aportará flexibilidad y evitará el encrespamiento. ¡Verás que te dejará el cabello súper suave! Y todo de forma natural, eco, sin plástico y sin salir de casa. 

 

INGREDIENTES

  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino
  • (Opcional) Aceites esenciales. Mis favoritos son los de lavanda, salvia, ylang-ylang, etc. 

 

PREPARACIÓN

  1. Coloca en un cazo el agua y calienta hasta que hierva. Añade entonces las semillas de lino y deja hervir entre 3-6 minutos. Verás que el agua adquiere una consistencia gelatinosa.
  2. Cuando tienes esta gelatina/gel, retira del fuego y, con la mezcla aún caliente, cuela el agua a un recipiente de cristal. Si no lo haces mientras está caliente, luego te será casi imposible separar las semillas del gel.
  3. Añade las gotas de tu aceite esencial favorito y remueve con una cuchara de madera. 
  4. Guarda el gel en la nevera

En función de la textura que quieras, puedes dejar más o menos tiempo hervir las semillas: cuánto más tiempo, más textura de gel tendrá (pero también será más difícil colarlo). A mi me gusta que quede bastante líquido, tipo acondicionador líquido, porque es más agradable de poner en el cabello y hace efecto igual. También de esta forma puedo mezclarlo con otros ingredientes y hacer una mascarilla, por ejemplo, añadiendo miel. 

 

Modo de aplicación

Puedes usar el gel igual que un suavizante o acondicionador habitual, es decir, después del champú, aplícalo y deja reposar unos minutos. Luego retira con agua y listo. 

¿Qué os ha parecido? Recordad que tenéis más ideas DIY en mi categoría del blog dedicada a este tema! 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cintia Guich Nonis.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.