4 acciones #zerowaste que puedes empezar a hacer hoy

¿Qué puedes hacer HOY para reducir los residuos que generas? Puedes empezar ya mismo a introducir estas 4 sencillas acciones zero waste en tu vida:

1. cambia tus bolsas de plástico por una reutilizable

¿Sabías que, según National Geographic, la media de ‘vida útil’ de una bolsa de plástico es de 15 minutos? Es decir, utilizamos durante tan solo 15 min algo que tardará en degradarse entre 450 años y nunca. Afortunadamente esta es una práctica que cada vez más personas realizan y, de hecho, a nivel gubernamental ya se han tomado algunas medidas al respecto (básicamente, cobrar la bolsas de plástico en comercios).

Este sería el primer paso, súper fácil y sencillo, que puedes implementar ya mismo. Y, parecerá una tontería, pero aprende a decir ‘no’ al cajero del supermercado cuando te ofrece una bolsa de plástico. Muchas veces lo que compramos lo podemos llevar en la mano o lo podemos guardar en la mochila o bolso. ¿Mi recomendación? Cada vez que te pregunten si quieres una bolsa, ¡piensa si realmente la necesitas!

 

Un paso más allá…

Si esto ya lo hacías, ¡genial! Prueba entonces de utilizar una bolsa de tela. Son más resistentes, lo que implica que durará mucho más y tendrá una vida útil mucho más larga. Yo personalmente utilizo una bolsa de tela que, además de ser de muy buen tamaño, es muy resistente y aguanta mucho peso. Pero, evidentemente, cualquier alternativa (cestos, capazos y otras bolsas y bolsones reutilizables) es buena.

Elimina las bolsas de plástico

2. Cambia tus botellas de plástico por una reutilizable

Se estima que, cada año, más de 8 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos, lo que sería lo mismo a vaciar un camión de basura lleno de plástico cada minuto. Y esto no puede seguir así, a no ser que queramos sepultarnos en plástico. Después de las bolsas, las botellas son otros de los productos plásticos que más consumimos y son también muy sencillas de eliminar de nuestras vidas. Si, como yo, eres de beber mucha agua, lleva siempre contigo una botella reutilizable. Así evitarás comprar más botellas innecesarias. Mi consejo: no rellenes una y otra vez la misma botella de plástico ya usada. ¿La razón? Además de por motivos higiénicos, algunos plásticos contienen, entre otros, BPA, una sustancia química que afecta nuestra salud y a diferentes procesos hormonales. Esta sustancia pasa al agua que bebes, por lo que acabas ingiriéndola.

 

Un paso más allá…

Si ya acostumbras a llevar tu agua en un recipiente reutilizable, entonces puedes pasar al siguiente nivel. Si quieres una nueva cantimplora, asegúrate de que sea BPA free. Pero mi recomendación es que, si vas a invertir en una nueva botella, adquieras una de acero inoxidable y que no contenga nada de plástico

Utiliza botellas reutilizables

3. Pásate a garrafas de gran capacidad

Si compras agua embotellada, compra garrafas de 5 u 8L. Si bien no sería el escenario ideal (pues aún estás consumiendo plástico), sí que es un buen primer paso que te permite reducir envases muy sencillamente. De hecho yo misma empecé así, dejando de comprar los packs de agua de 1L y comprando en su lugar garrafas de más capacidad. Combina esta iniciativa con el punto 2 y rellena tu botella de agua reutilizable para mantenerte hidratado/a en cualquier lado!

 

Un paso más allá…

Si ya solías comprar el agua en garrafas grandes, es buen momento para que reflexiones sobre pasarte al agua filtrada. Beber del grifo, dependiendo de la localidad en la que vivas, no es muy recomendable. Por lo menos, en Barcelona no lo es. Por eso yo decidí hacerme con una Brita, para filtrar el agua del grifo y así no tener que comprar más agua embotellada. De este modo relleno mi botella de acero inoxidable y me la llevo al gym, al trabajo o a cualquier parte sin generar ningún desecho plástico y la verdad que eso me encanta. Existen otros métodos para filtrar el agua, pero son más complicados o requieren una mayor inversión. Como mi idea no es asustaros aún más, sino convenceros de que no es tan difícil empezar, creo que esta es una buena manera de iniciarse.

Elimina el agua embotellada

4. Lleva tu comida en un tupper

Si no tienes más opción que comer fuera de casa por el trabajo o por los estudios, entonces llévate la comida preparada en un tupper. No únicamente ahorrarás dinero, sino que también ahorrarás al medio ambiente gran cantidad de envases y residuos prescindibles. Este pequeño gesto tiene un grandísimo impacto a nivel individual y es muy gratificante. Yo me di cuenta de ello en la oficina al ver la cantidad de residuos que generaban mis compañeros que no traían la comida de casa y que, en su lugar, la adquirían en tiendas de comida preparada. Piénsalo: no solo es el envase que contiene la comida, sino también los cubiertos de plástico que muchas veces te dan con el menú y luego la bolsa (¡más plástico!) donde metemos todo. ¿Vida útil? 30-40 minutos, lo que tardes en comer y tirarlo todo a la basura.

 

Un paso más allá…

El típico tupper (de plástico) está bien como first step. Si consigues cambiar tus hábitos de consumo y prepararte la comida en casa, abandonando esa pereza que caracteriza al ser humano, ya es mucho y ¡puedes estar muy orgulloso/a! Pero para ir más lejos, hazte con unos tuppers de cristal o de acero inoxidable. Tanto tu salud como el medio ambiente te lo agradecerán. En primer lugar, el plástico de los recipientes donde guardas la comida pasan sustancias nocivas a tu comida (lo mismo que con las botellas), y especialmente si calientas el tupper en el microondas. Además de que no siempre son reciclables o biodegradables y su vida útil es menor. Por otro lado, los tuppers de cristal son mucho más seguros para nuestra salud, puedes calentarlos y además son 100% reciclables. Otra opción, si te preocupa la resistencia del cristal, es optar por unas fiambreras de acero inoxidable, pues se fabrican sin sustancias nocivas (BPA, PVC, plomo, ftalatos, etc) y son muy resistentes.

Prepara tu comida

¡Y hasta aquí mi guía de iniciación al zero waste! Como veis, no es nada difícil empezar. Poned como objetivo alguno (o varios) de los 4 puntos y empezad por ahí, para poco a poco ir a más.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cintia Guich Nonis .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa Europa S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.